sábado, 5 de septiembre de 2009

LOS ACTORES


***
Bajando las escaleras del Skansen
con la luz desplegada como herida
y el teatro Cirkus
lleno de máscaras y pensamientos.

A los actores que traspasaron las palabras
y ampliaron el hueco de la materia
desposeídos de formas ficticias.
A los actores:
triunfa siempre el olvido.

Y a la luz, a su manera sangrante,
a su ínfimo tacto mutilado
desfallecida esperanza sobre el mundo
claro dolor de una tarde de agosto:
la certeza
de que un canto convoca el atardecer
y la noche trae partículas de luna
y los cuerpos son espesos y viven
en la transparencia del pasado.

Aunque mueran sus pasiones mortales
y se quemen en aquella escalera
derrotados entre la vegetación
ajenos a los rostros del destino
ajenos al equilibrio del placer
pero en la memoria: carne de brasas.

1 comentario:

Begoña (Murcia) dijo...

Bonito escrito. Hasta el momento, de lo que te he leído, el mejor.
Saludos