lunes, 19 de octubre de 2009

VISTAS


A veces el sol hace bellas las construcciones que no tienen nada más que simetría y cemento y vídrio. Un amigo siempre me dice que lo bonito es lo que no se ve en estos casos, es decir, los pilares, el cálculo de estructuras, la imposibilidad de que se caiga, el imaginar que lo has hecho tú y que resista unos años... él lo ve con mentalidad de ingeniero, yo no me puedo apartar del hecho de la belleza desde mi punto de vista. Muchas veces cuando me levanto temprano me transmite serenidad y eso ya es algo.

4 comentarios:

cabopá dijo...

BONITA FOTO, si señor......
Menuda sorpresa no había terminado la entrada y ya estabas ahí comentando.........Besicos.
¿Has visto mi entrada de
7comentarios7......???

Lisandro dijo...

Muy buena foto... me encanta la luz que regala!

Angus dijo...

La belleza es el momento... aunque el paisaje sea el mismo, una mirada nunca se repite.

Clares dijo...

La modernidad tiene su belleza. Ya lo decía Marinetti, que no es santo de mi devoción, pero que dijo algo que matizado, es una lanza rota por la modernidad:
"Un automóvil de carreras es más hermoso que la Victoria de Samotracia".
Se ve que no había ido al Louvre a verla, porque habría dicho que era "tan" hermoso, pero no más.
Preciosa la foto, Rafa.