sábado, 16 de mayo de 2009

LA PÍLDORA DEL DÍA DE ANTES

La Generalitat ha denunciado al PP que ha denunciado la LEC (ley de educación catalana mediante unos posters con unos niños esposados. En este país lo que se lleva es dirimir los conflictos en los juzgados, por eso la pelota se pasa cada vez más al tejado de la administración menos eficiente según las encuestas a los ciudadanos. ¿Por qué? se preguntarán. No soy sociólogo pero parece que la publicidad política confía cada ver más en los sumarios lentos, en los papeleos interminables y en la demás carga burocrática antes de arreglar sus problemas en casa, mediante el diálogo o el razonamiento. El asunto viene de lejos y ya nadie parece que lo vaya a arreglar, por eso lo mejor que se puede hacer es denunciar. Cataluña ha impuesto su lengua como lengua vehicular, lo que viene a decir que por aquella autopista no pasará el viandante, o lo que es lo mismo, el español será una lengua abortada de las clases que pasa de tener 3 a 2 horas a la semana, menos que el inglés, que es el idioma que domina después del catalán. Un señor de la calle me ha dicho hoy “no me importa, el catalán se entiende, da igual que saquen el español de las aulas pero por favor no saquen a niños esposados en plan sado, dejen que los niños aprendan en paz”.
Los aquí firmantes, ese señor y yo, deseamos que más de un político se tome la píldora del día de antes de los pensamientos, para que eviten jugar con la educación, así, quizás, evitaremos el último país en materia educativa de la Unión Europea. Y a los jueces por favor no les molesten que bastante tienen ya con las corrupciones de los políticos en materia urbanística. Y a los gobernantes una advertencia: no se puede ser demandante, demandado y tener inmunidad parlamentaria. Eso no lo arregla ni la píldora.

2 comentarios:

Eme dijo...

Preséntate a las próximas elecciones!!

cabopá dijo...

¡¡¡Todo esto me suena!!! La pildora del día antes, la del día después... Relajate mirando mis fotos del fin de semana... Besicos.