martes, 12 de mayo de 2009

ANTONIO VEGA ha muerto

Cuando iba al instituto me sorprendían sus canciones porque estaban construidas con fragilidad, era como si intentaran ser silbos de aire. Muchas veces entre las espigas de la huerta que había de camino (mi instituto estaba a quince minutos andando y pasaba por la huerta de Alcantarilla) yo creía escuchar canciones susurrantes como el sitio de mi recreo y no sabía si se trataba del viento o era yo el que cantaba. La primera ruptura sentimental que tuve, si cuando uno es adolescente se puede hablar de rupturas sentimentales o mejor si cuando uno es adolescente cada cosa no implica una ruptura porque uno despierta a la fragilidad del mundo, tuve de banda sonora de se dejaba llevar. Aunque parezca increíble, tardé en escuchar la chica de ayer, aunque había leído que era una de las mejores canciones pop españolas, pero por aquel entonces el tráfico de cintas y que no existiera el emule o el napster complicaba las cosas. Recuerdo que cuando escuché la canción tenía tantas expectativas que pensé no es para tanto, pero varios años después sí que pensaba que era una de las mejores.

2 comentarios:

Clares dijo...

Yo también estoy apenada por esta pérdida. En mi blog tienes Chica de ayer con la Orquesta Sinfónica de RTVE. Es una canción preciosa, siempre lo ha sido, de una melancolía increible. Yo la estudié con los alumnos como poesia.

Eme dijo...

Es la noticia del día por lo que veo.
Besos