lunes, 24 de agosto de 2009

IRLANDA, EIRE

Cuento el viaje al revés, porque lo último que hice en Dublin fue hacerme una fotografía con la estatua de Joyce, por si se me pegaba algo, jaja, unas señoras lo estaban usando de lugar de reposo, seguro que estaba con flujo de conciencia, jaja.

Dublinic, la vikinga, tiene el encanto de lo pequeño.

El faro de Hook Head data de la época medieval, es el más antiguo de Irlanda y uno de los más antiguos de Europa. Era bonito verlo con el las nubes oscuras y el clima irlandes que debe de ser muy duro en invierno.





Las casas de la costa de Kilkeny tenían un cierto parecido con las barracas murcianas, los tejados eran de cañas, el color de las paredes blanco. Esta era muy grande pero también había pequeñas.

La familia Traynor no solo son hospitalarios con los amigos de sus hijas, también con estos pequeños invitados del camping.
Las playas tienen mucho encanto porque están deshabitadas, muy diferente a una escena veraniega en España, cuesta creer que esto es agosto en un sitio turístico.

Gracias a la amabilidad de la familia Traynor hemos podido disfrutar de un fin de semana con una familia típica irlandesa. Los padres de Treasa regentan un pequeño camping al lado del mar en el que la naturaleza intenta ganarle terreno a la arena. El lugar se llama Wexford, porque está al lado del pueblo con el mismo nombre. La gente va allí a disfrutar de unos días de vacaciones, cuando sale el sol todo el mundo corre a la playa como si fueran a las rebajas, aunque pocos se bañan.

5 comentarios:

Ermins.. dijo...

Irlanda...¡mi asignatura pendiente!

Gracias por acercarme a ella a través de tus fotos, Rafa, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado!

:)

Rosa Cáceres dijo...

Ya daríamos algo los de aquí por catar el fresquito de allá, aunque no para siempre, claro, que los mediterráneos aunque reneguemos del calor funcionamos con energía solar.
El paisaje encantador y el gato, enternecedor.

cabopá dijo...

Oye rico qué viaje más guais te estas pegando...tu arrimáte, arrimate a Joyce que seguro que a él se le pega algo..ja,ja..Qué faro tan bonito y que fotos...Esa playa debe ser una maravilla,mirando las fotos que nos has mostrado parece que he viajado yo también....Besicos....

Rafa dijo...

Gracias Ermis, me alegro de tenerte por aquí!

Ya me queda poco Rosa, pero no te creas que allí no parecía verano y este verano no me he bañado en la playa, tengo mono.


Me alegro de que te gusten las fotos cabopa, la verdad es que estoy todo el día con la cámara, soy el guiri perfecto, parezco japonés!!!

José Ato Saorin dijo...

Hola Rafa, siempre es un placer encontrar gente que le guste lo que pinto.
Por cierto, he visto en tu blog que eres Fisioterapeuta ¿conoces a David Saorin de Cieza?