sábado, 11 de diciembre de 2010


BIUTIFUL
Esta película muestra la otra cara de Barcelona o de cualquier ciudad. En una imagen muy bonita se ven las torres de la Sagrada Familia acosadas por el ejambre de casas destrozadas de los suburbios. Uxbal es un padre de familia que tiene que sobrevivir en ese mundo complicado y para ello tiene que realizar negocios sucios.
Lo que más me ha gustado de la película es la relación del padre con sus hijos, que aunque no pueda darle las mejores condiciones se esfuerza por darles lo que tiene. Ahí se ve que hay otra cara en una moneda, a priori si se llamase a los servicios sociales probablemente les quitaría los hijos. Pero el amor que siente el padre por ellos sólo se puede ver si eres capaz de observar el día a día. ¿Es suficiente con amor?
El otro gran tema de la película es la muerte, algo que se ve desde la primera imagen. En las vidas que llevan los personajes de la película hay ya algo de muerte, pero durante el transcurso la vamos sintiendo más cerca. Para el protagonista la muerte es algo que no se puede alejar de sus actos, está marcado por ella. Es como si la muerte fuese algo permeable hasta que llegue el fin y la encara con la mayor fuerza que puede. Algunas veces la película se torna demasiado exagerada en cuanto a las muertes.
Bardem está increíble. En general todos, excepto los niños. Pero Bardem se sale.

2 comentarios:

tecla dijo...

Me parece un blog estupendo el tuyo abrapalabra.
Creo que te visitaré siempre que pueda y el tiempo me lo permita

Amber dijo...

¡Qué casualidad! Justamente tb hablo de "BIUTIFUL" en mi blog, es una entrada del 29/12/10.

Parece que algún lector mío (ahora ex-lector, supongo) se lo tomó muy mal, a pecho y hasta me mandó un mail privado lleno de todo tipo de "joyitas viperinas". En fin, es una lástima y es que hay verdades que son navajazos ácidos, la realidad, a la mayoría, les resulta muy incómoda.

A mi me gustó mucho la película, tanto es así que la ví dos veces. Tb es porque estoy metida en el mundo del cine.

Un placer conocer tu blog.

Saludos desde México, mi patria adoptiva,

Amber