jueves, 1 de abril de 2010

FOTO TOMADA DE: vvv.iespana.es/paparajote.jpg

En su corteza se infiltra la primavera
ciega el sueño con un aroma
a infancia, en su muchedumbre
el aire se recrea de viejo dulzor
en agria sartén de hierro se fríen
y el cuerpo oxida la canela.
Saboreas la carne
quedan huesos entre luces de feria.

1 comentario:

cabopá dijo...

¡¡¡ Paparajotes, qué ricos!!!
y la descripción me encanta "oxida la carne la canela" precioso.
Besicos huertanos.