jueves, 17 de diciembre de 2009

DOS MOMENTOS EN BLANCO




EN bARceLOna VIsiTÉ el pabellón MIES VAN DER ROCHE porque acogía una intervención de Ai Weiwei con la que ha llenado los dos estanques de la casa, uno con leche y el otro con café, reproduciendo el diseño de las paredes. Si una las paredes es de un marmóreo claro la leche acude a completar el edificio con el cielo reflejado en blanco leche. Como además estaba nublado todo se veía cargado de una sensación trascendental, la leche, aunque natural, parece más artificial que el mismo edificio. He leído que han tenido que poner medidas para alejar a los gatos. El estanque de café refleja la pared, con las formas sinusoidales del mármol verdoso del edificio dibujadas por la leche del café. Creo que la intervención está tan bien que se debería quedar permanentemente, ahora, que no intenten explicárselo ni se lean el folleto pues no tiene más explicación a pesar de que hagan catálogos.



De blanco en blanco el otro día vi la película de FASSBINDER, LA ANSIEDAD DE VERONIKA VOSS, esplendorosa, con encuadres de cámara que son un prodigio, llevando hasta el paroxismo el punto de vista del espectador. Leí que las escenas hiper-iluminadas trataban de simbolizar, con la calidez que da la iluminación y lo blanco pues todo en ellas se veía blanco celestial, a la sociedad alemana que después de la segunda guerra mundial se anestesió y, en realidad, era una sociedad que, a pesar de que estaban recuperándose moralmente, se encontraba muy perjudicada y eso lo muestra con los planos de los personajes individuales oscuros, íntimos, donde se reflejan sus miserias.

2 comentarios:

Clares dijo...

De lo más culto y fino estás tú, amigo. Lo de Barcelona, realmente, es que no debe de tener explicación, ni hay por qué buscársela. A Fassbinder hace mil años que no lo frecuento. ¿Sigue tan plastilla como siempre? Cuando era joven y me quería hacer la interesante, me encantaban sus películas, pero no sé cómo las llevaría ahora, que soy mucho más personal en mis gustos.

maria dijo...

Muchas gracias Rafa por enriquecernos con tu blog!!
Me alegra mucho que te encante Fassbinder, lo considero un genial director, de lo mejor del nuevo cine aleman, ya en varios cineforum de psiquiatría lo han destacado por lo bien que transmite al espectador sensible la desesperación y angustia de sus personajes, magnífico!
Enhorabuena Rafa y de nuevo gracias mil por ser tan estupendo!!