viernes, 6 de mayo de 2011


AMANTES… Vicente Aranda… 1990
Vuelvo a ver esta película. El año 1990 me pareció increíble, fue uno de los años más bonitos de mi vida justo porque no pensaba que lo fuera. En ese año se estrenó esta película que relataba un suceso negro ocurrido en los años 50.
Por aquella época yo pensaba que la España de los 50 era tan negra como el lunar de Concha Velasco.
Tienen las películas españolas una base en la realidad y, sin embargo, son inverosímiles. Los diálogos son inverosímiles, los actores lo son. Adoro a Victoria Abril, cuando hace de amante despechada, parece como si fuese cada una de las amantes despechadas que existen. Maribel Verdú tiene sombras de la actriz que ha llegado a ser. De Jorge Sanz es mejor no hablar.
Los diálogos son intempestivos, casi ridículos. Ridículos también son los de Casablanca pero increíbles y maravillosos, a diferencia de Amantes que son ridículos, imposibles: nadie diría esas cosas.
Pero es cierto. La película está bien. Tiene unas escenas muy buenas, digamos que imágenes icono del cine español.
Ahora estoy volviendo a re-ver por milésima vez las de Almodóvar…
En orden cronológico, mire usted.
He visto Pepi luci bom
Laberinto de pasiones
Entre tinieblas
Y me leo el libro de Antonio Holguín sobre Pedro, del que he leído que nunca se había vivido un momento tan excitante culturalmente en España desde la generación del 27 hasta la movida. Creo que me voy a dormir.

1 comentario:

BLANCO dijo...

Que hay confianza...